Mientras la española se sitúa en 2010 en 6.85 suicidios por cada 100.000 habitantes, la tasa andaluza se eleva hasta 8.18 ocupando el 5º lugar entre las 17 comunidades autónomas y las 2 ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

En el año 2010 murieron en Andalucía un total de 685 personas por suicidio (ver Figura 1). En dicho año murieron por esta causa un número de personas situado por debajo de la media de la serie que es de 707 suicidios. Además y aunque parezca contradictorio, tras el máximo valor de la serie en 2008 y en plena crisis (a la espera de datos más recientes) el número de suicidios ha disminuido.

Si se estudia el número de suicidios en función del sexo de él/la fallecido/a observamos que los porcentajes Andaluces se amoldan a los del país; esto es 22% de mujeres frente a un 78% de hombres o lo que es lo mismo 148 mujeres se suicidaron en Andalucía en 2010 mientras que los hombres que murieron debido a esta causa fueron 537. Una notable diferencia debida, lo más seguramente a la mayor fortaleza del género femenino para afrontar las situaciones complicadas de la vida.

Si se atiende a la edad de los individuos fallecidos (agrupados quinquenalmente, es decir, en grupos de edad de 5 en 5 años) se observa que el mayor número de suicidios se produce entre los 35 y 54 años. En esos rango de edad se suicidaron en 2010 un total de 284 individuos (del total de 685) lo que supone un 41%