Vacaciones de Salud
 
 
 

 

En estos momentos en los que todo el mundo se replantea cómo ha ido el año, las cosas que quiere hacer para los próximos meses y hacia dónde quiere encaminar su vida, tal vez es el momento de reflexionar un poco sobre el Voluntariado.

Muchas son las personas que desde hace mucho tiempo dedican algunas horas del día o de la semana a ayudar a los demás.

Un buen canal para hacer llegar la ayuda a los demás son las Asociaciones y las Fundaciones, verdaderos ejes de la ayuda entre ciudadanos.

Y la Fundación ANAED no podía ser menos, estamos creando equipos de voluntarios que, o bien presencialmente, o bien en modo on-line pueden hacer mucho por ayudar a los demás.

Si tienes una profesión, sea cual sea puedes echar un cable a los que están necesitando ayuda.

En muchas ocasiones, los que padecen la depresión necesitan compañía, amigos, gente que le escuche y que le ayude a clarificar su vida.

A veces, las familias necesitan que alguien se quede con su familiar enfermo para que ellos puedan hacer gestiones durante un par de horas. Ir al médico; al banco, a la compra o realizar cualquier gestión a veces se convierte en una

tarea imposible para quienes están cuidando de un enfermo de depresión y que necesita cierta atención.

Por otro lado, el asesoramiento de profesionales que saben que pueden ayudar, médicos, abogados, arquitectos, gestores, psicólogos, fisioterapeutas, dietistas…y un largo étcétera son personas que también pueden facilitarle la vida a

los demás.

En muchas ocasiones un enfermo con una depresión exógena, que realmente tiene problemas reales y no sabe por dónde debe encaminar sus pasos, necesitan la opinión de profesionales expertos que tal vez con un par de consejos

on-line les pueden ayudar a seguir el mejor camino para resolver sus problemas. Muchos jubilados, personas expertas que han tenido años de preparación y de experiencia, y, que tal vez ahora andan desocupados, bien pueden echar

una mano para aliviar los problemas de otros que los necesitan y que tal vez no tienen dinero para resolver un problema o para quitarse las dudas sobre cosas que le angustian.

Nosotros desde aquí te invitamos a que reflexiones. Si piensas que en un momento determinado puedes dedicar unos minutos, unas horas o el tiempo que puedas a ayudar, nosotros estamos aquí para que tu ayuda llegue a los que necesiten ser oídos y aconsejados. Aunque la Fundación ANAED tiene psiquiatras, médicos, psicólogos y expertos en salud física, que ya atienden personalmente a los muchso que de nosotros necesitan, hay otras tantas miles de personas que a través de las Redes Sociales y de internet pueden solicitar ayuda y nosotros intermediar para que les llegue.

Piénsatelo. ¿quieres regalar felicidad? ¿quieres regalar ayuda? . ¡Ponte en contacto con nosotros! ¡Te esperamos!