Un fragmento del artículo aparecido en laopiniondemalaga.es:

La depresión se ha convertido en la tercera causa de discapacidad del mundo, una patología que afecta al 4% de la población y que va en aumento en la sociedad occidental.

De hecho, más de 6.000 malagueños padecen esta enfermedad de alta prevalencia que afecta a todos los sectores de la población. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que en 2020 sea la primera causa de discapacidad del mundo debido a su fuerte impacto a nivel individual, familiar, social y laboral.

El coordinador general de la Fundación de Ayuda a la Depresión ANAED, José Ramón Pagés, reconoce que se trata de una enfermedad que empieza a considerarse pandemia, pero recuerda que tiene salida y que hay tratamientos. Admite que los casos que más aumentan son los de causas exógenas, es decir, aquellas causadas por factores externos como un fallecimiento, un divorcio, bullying o mobbing o el desempleo. Aunque los expertos recomiendan tratarla para combatir sus síntomas –con la psicoterapia y, en algunos casos, la atención psiquiátrica– para así no desencadenar en otras patologías, muchas de ellas pueden resolverse con una filosofía de vida más adecuada y con el simple acceso a recursos económicos. Tal y como recuerda Pagés, la crisis económica que este país vive desde 2007 ha ocasionado que el número de casos sea muy superior a etapas previas por el desempleo o los desahucios.

Enlace a la noticia completa: http://www.laopiniondemalaga.es/