Vacaciones de Salud
 
 
 

 

De nuevo, las estadísticas vuelven a dar el mazazo.

Vuelve a subir el número de personas que deciden quitarse la vida, en el último ejercicio contabilizado, 2017.

 

RANGO DE EDAD (años)

AMBOS SEXOS
HOMBRES MUJERES
Todas las edades 3679 2718 961
< 15 13 6 7
15 - 29 273 204 69
30 - 39 452 354 98
40 - 44 344 246 98
45 - 49 367 291 76
50 - 54 421 305 116
55 - 59 362 254 108
60 - 64 251 170 81
65 - 69 230 162 68
70 - 74 245 166 79
75 - 79 204 145 59
80 - 84 259 204 55
85 - 89 180 143 37
90 - 94 64 56 8
95 - ... 14 12 2

 

Éstas son las cifras frías. Detrás de esas cifras, había personas desesperadas que no tuvieron el apoyo de la sociedad ni la información necesaria para saber que se puede luchar contra la enfermedad; que, aunque les pareciese imposible, hay tratamientos, terapia y mil maneras de ganarle la batalla a la depresión.

También vuelve a subir el número de chavalas y chavales que tomaron esa mala decisión. A las autoridades, a las madres y los padres de quienes aún están viv@s, a sus familias, a la sociedad, hay que hacer un llamamiento. No se trata de poner dinero ni de hacer obras titánicas. Sólo pedimos que normalicemos la enfermedad, que hablemos que ella y que exijamos a nuestras administraciones que se hagan campañas tan efectivas como las de prevención de accidentes de tráfico, cuya cifra de víctimas ha bajado de 6000 a 1800 en los años que llevan realizando estas campañas.

No es hora ni de pensar ni de ponerse de perfil. Es hora de que, quienes sufren depresión, sepan que hay soluciones. Y eso es labor de tod@s. Ayúdanos. Ayúdales.